Roque Narvaja

Compartir:

Roque Narvaja

PONETE UN DISCAZO
“PRIMAVERA PARA UN VALLE DE LÁGRIMAS” (Roque Narvaja)(1973)
Roque Narvaja es uno de los cantautores que más discos ha vendido en la Argentina. Tanto en su primera época al frente de La Joven Guardia, durante los años ’60 –cuando compuso temas fundamentales de la era “beat” como El extraño del pelo largo y La reina de la canción, como a partir de su exilio español, durante los ’80, con una serie de hits perdurables como Amante de cartón, Santa Lucía y Menta y limón. Pero, sin embargo, entre esos dos períodos hay una historia casi secreta de Roque Narvaja, cuando a principios de los ’70 editó una trilogía de álbumes memorables, que por una serie de razones han permanecido ignorados, excepto para unos pocos iniciados: Octubre (1972), Primavera para un valle de lágrimas (1973) y Chimango (1974), hermosos discos con canciones que reflejan una época de cambios. Sus letras mezclan lo personal y lo social, y en las músicas conviven su amor por el folk y el rock junto a pioneras exploraciones de ritmos folklóricos argentinos.
Tanto Octubre como Primavera para un valle de lágrimas fueron desde un comienzo discos “malditos”. El primero –que fue también su primer trabajo como solista luego de dejar La Joven Guardia– se grabó en Trova, precursor sello independiente dirigido por Alfredo Radoszynski. “Ahí grababa Piazzolla, Les Luthiers, Aquelarre, Litto Nebbia”, recuerda Roque. “Era un momento de mucha inspiración, había una búsqueda de cosas mejores, más genuinas. Suplíamos con ganas lo que faltaba en técnica, ese disco suena muy bien aún hoy. Lo hizo Carlos Piriz en el viejo Estudio Ion, estábamos Litto Nebbia y yo entre brindis y brindis, hablando de política, peleándonos por alguna cosa, alegrándonos por otra, y tocando eso, junto a los invitados. No hubo ninguna cara de científico diciendo ‘vamos a poner este micrófono así para que no se nos escapen los agudos’, pero Piriz conseguía cosas increíbles. Las guitarras acústicas suenan bárbaro, nunca más logré ese sonido. Yo rescato el tema de las ganas, había otra comunicación, otro ambiente. Cuando me invitaron a hacer Conesa con Pedro y Pablo –que para mí fue uno de los grandes discos de la época, gracias a la tremenda inspiración de Miguel Cantilo– fue igual, trabajamos muy bien con las armonías de voces.”
Octubre fue muy bien recibido por la crítica, y al año siguiente Narvaja grabó el sucesor: Primavera para un valle de lágrimas. “Ambos discos se llevan un año entre sí, trabajé los dos de una manera muy espontánea. Pero quería hacerlo más acústico, y cantar más canciones de introspección, porque en toda esa búsqueda exterior hay también una búsqueda interior. Por eso hay tantos claroscuros entre un disco y otro, no solamente a nivel de audio sino también de propuesta. Me casé con una mujer que escuchaba mucho folklore ‘moderno’, conozco esas zambas de Cuchi Leguizamón que tocaba Daniel Toro, que usaban acordes más arriesgados, y me puse en contacto con otro tipo de gente. Ahí aparecen temas como Zamba del Negro Rosario y Zamba para Daniel. Es un disco más ‘pampeano’, si bien sigue habiendo cosas folk y country, que es una secreta pasión mía. Entre los músicos, sólo se mantuvo Litto con respecto a Octubre, el bajista fue el de La Joven Guardia, Enrique Masllorens, y el batero, un peruano llamado Freddy Zorogastúa. Le pedí a Rodolfo Alchourrón que hiciera unos arreglos, como en el tema de difusión, Acuérdate de vivir, acuérdate de amar, que tiene coro y orquesta, un poco al estilo Harrison, que nos gustaba mucho a los dos.”
En 1976, Roque empieza a grabar el sucesor de Chimango, que se iba a llamar Amén, pero este disco quedó inconcluso porque las amenazas hicieron que tuviera que salir (“por la ventana”, dice él) con destino a España. Allá se encontró con otra realidad, otras presiones, y comenzó una nueva carrera, muy diferente de esa magistral trilogía de álbumes que alumbró a comienzos de los convulsionados ’70. La explicación de Narvaja es clara: “El tipito que hizo esos discos se quedó aquí”.
Musicos que participan:
Roque Narvaja: Voz, guitarras, armónica, flauta
“Litro E’ Media” (Litto Nebbia): Piano, órgano
Enrique Masllorens: Bajo
Freddy Zorogastúa: Batería
Rodolfo Alchourrón: Cuerdas, coro
Temas:
01- Palos Y Piedras
02- Despedida De La Infancia
03- Voy A Comenzar
04- Zamba Para Daniel
05- Acuérdate De Vivir…Acuérdate De Amar
06- Dos Razones
07- Zamba Del “Negro” Rosario
08- Balada Para Piba
09- Abismo Claro
10- Primavera Para Un Valle De Lágrimas
#ELSIESTERO, Historias y anécdotas de las mejores Bandas del Mundo, Domingos de 17.00 hs. a 18.30 hs. 105.1FM www.fmsos.com.ar
Puede ser una imagen de 1 persona y textoNo hay ninguna descripción de la foto disponible.

Compartir:

Blog

CLASE DE HISTORIA AEROBLUES Aeroblus fue un supergrupo de hard rock y heavy metal formado por Pappo, Alejandro...
ANÉCDOTAS: PAPPO Y Los Platos..(historias del Cielito ) (Recuerdos 2017) La anécdota siguiente es una de las tantas...
“Charly me empezó a gustar con La Máquina. Uno comienza a prestarle atención a los artistas cuando hacen...
Polifemo fue una banda de rock cuyos integrantes eran David Lebón, Rinaldo Rafanelli y Juan Rodríguez. El trío...
VIAJE EN EL TIEMPO “HERMANOS DE SANGRE” (VIEJAS LOCAS) 1997 Hermanos de sangre es el título del segundo...
CLÁSICO AQUELARRE (AQUELARRE) 1972 Aquelarre es el álbum debut de Aquelarre editado en 1972. El disco fue grabado...