Momo Sampler

ROCAMBOLE: 20 años de “Momo sampler”

Por: Hernán Herrera.

En el 2000 los Redondos publicaron “Momo sampler”, un disco oscuro, enigmático. Durante su casi hora de duración profundizaron el coqueteo con la electrónica que había asomado en “Último bondi a Finisterre”, su trabajo anterior. Atrás quedaban el clima épico de “Oktubre” o la inmediatez de “La mosca y la sopa”.

El ricotero, aunque fiel, terminó de levantar ambas cejas con lo que encontró al ponerle play al CD (la primera ya la había alzado con “Último bondi…”). Sin embargo, el paso del tiempo puso al álbum en su justo lugar.

Rocambole, el encargado de traducir en imágenes el espíritu de Patricio Rey, supo acompañar el clima hermético de la música. Sobre un fondo negro, un medallón plateado con un rostro esculpido te da la bienvenida: te invita a que lo remuevas y te hagas un collar con él. Dentro, en vez del típico librito hay tarjetas individuales donde una ilustración acompaña cada letra.

Ni banda ni público sabían que este disco, que vio la luz en noviembre del 2000, sería el último.

En el año que se cumplen dos décadas de la obra final de un colectivo artístico que siempre hizo su caminito al costado del mundo, Rocambole aceptó someterse con muy buena onda a mi interrogatorio a distancia.

Hoy, en Jardín Primitivo, el propio Ricardo Cohen te cuenta cómo hizo la tapa de “Momo sampler”.

De cuarentenas y curiosidades.

¿Cómo te trata la cuarentena? Creo que si uno no encuentra algo viejo mientras limpia (por ejemplo, una foto vieja, un libro, etc) no se puede decir que uno haya limpiado. ¿Encontraste algo curioso en tus limpiezas en cuarentena?

Tengo muchos años. Por lo tanto todo lo que tengo es viejo. Además soy de esos típicos viejos chatarrero acopiadores de cosas curiosas, casi siempre antiguas. De tal modo mi casa taller es un caos que jamás pude terminar de ordenar. Ya ni lo intento. De esta manera es posible que uno tropiece con sorpresas casi a diario que me hacen revivir algún momento o, por el contrario, que me sorprenden porque hace mucho tiempo olvidé las circunstancias que incluyeron al objeto. Me ocurre con objetos y también con dibujos y bocetos cuya razón he olvidado.

El Coronavirus truncó un montón de cosas, ¿qué otros proyectos tenías que se pincharon y qué otros tenés pensados para lo que queda del año?

Pasa que desde hace unos años a esta parte tengo siempre programadas mis movidas con , mas o menos un año de anticipación, sobre todo con lo que atañe a muestras de obras. También se me ocupan los meses con cursos, seminarios, congresos y conferencias a lo largo y lo ancho del país. Hace un par de años terminé de visitar las últimas provincias que me quedaban. También me han invitado desde países vecinos como Paraguay y Uruguay donde estuve varias veces.

Podemos decir que este año han naufragado unas diez salidas programadas desde el año pasado.

Entrando al templo de Momo.

Este año se cumplen 2 décadas de la edición de “Momo sampler”, ¿cómo se generó el concepto para el arte del disco?

Hacia 1999 Solari estaba reflexionando sobre el concepto de la impostura en todos los órdenes de la historia humana y en un momento nos convocó a Poly, Skay y a mi para reflexionar en conjunto. Ya en mi taller investigué sobre las cientas de representaciones donde simbólicamente se aplicó la idea de impostura en la historia del Arte. Eso me condujo a comenzar a elaborar imágenes que tuvieran relación con las máscaras y fui a parar directamente al carnaval como línea de encuentro.

Buscando traducir metafóricamente esas exploraciones junto a desarrolladores de envases de una gráfica de La Plata, con los que trabajaba desde la época del diseño de “Luzbelito”, probamos materiales poco habituales en discos como la goma”Eva”

Y la inclusión de una mascarilla de metal fundido que pensamos se podría usarucomo un “Escapulario”.

Siempre me pasó con tus trabajos que al tenerlos en la mano por primera vez, abro el CD casi con miedo: “uy, ¿esto para qué lado se abre? ¿esto está pegado o se sale?” lo que demuestra hasta dónde llegaste buscando formas piolas para que un CD no sea sólo eso.

¿Cómo se fue dando ese proceso desde la simplicidad de un dibujo como el esclavo de “Oktubre” hasta el arte de “Momo Sampler”?

La verdad es que, como muchas de las cosas de este mundo donde impera el capital, la diferencia mas importante en el desarrollo de las ideas de diseño para los envases de Patricio Rey entre los primeros y los últimos discos, tuvo que ver mas que nada, con las posibilidades financieras que se pudieran aplicar a esas tareas.

En los dos primeros discos toda la producción tuvo que ser absolutamente artesanal porque “Los Redondos” no respondían a ninguna empresa grabadora ni tenían mánagers o productores encumbrados. El dinero para las grabaciones, fabricación de los vinilos y sus envases se fue reuniendo de a poco con las modestas actuaciones de la época. Los diseños jugados se comenzaron a dar cuando a la hora de diseñar “Luzbelito” La Negra Poly me dijo: “Esta vez no te prives de nada, dejá volar las ideas”.

Ya venías usando lo digital en tus obras, ¿en qué momento viste que el mouse y la pc también eran herramientas válidas para crear?

Como muchos de los diseñadores de mi época cuando aparecieron las “máquinas” me corrieron ciertos escalofríos por la espalda. “¿No sería que esas nuevas tecnologías venían a reemplazarnos haciendo lo mismo pero mejor y mas barato?”

No era así, en cuanto vi que sólo eran herramientas que podían simplificar muchas de las tareas mas engorrosas con las que se enfrenta un realizador corrí a gastarme todos mis ahorros en una Macintosh G4, lo mejor de la época. De todos modos, aún hoy día, todas mis ideas comienzan con un papel y un lápiz.

Forja ricotera.

¿Cómo surge la idea del medallón? Si bien algo leí sobre la fabricación del medallón no encontré tanta data, pero me hace imaginarte a vos y al equipo que estuvo en la fabricación como Tony Stark construyendo la armadura de Iron Man en una cueva en el desierto, ¿cómo fue todo ese proceso?

Ya, un poco, relaté que estaba especulando con la idea de máscaras y mis amigos de “Grafikar” me aseguraban que no titubearían en plantar una fundidora metalúrgica en una casa aledaña a la imprenta dado el volumen de medallones que requerirían la primera tirada de 250.000 discos. Como el material escaseaba (una mezcla de estaño y plomo) Hubo que salir a rastrear en viejas imprentas de la Pcia. De Bs. As. que podrían tener guardados desde la época los tipos de plomo. Así es como se encontraron los que se usaron en la composición de antiguos padrones usados en tiempos electorales pasados.

¿Escuchabas la música que se iba produciendo para el CD mientras hacías las ilustraciones?

La verdad es que como en esos intrépidos momentos teníamos un grado de comunicación profundo yo casi no leía las letras. He llegado a realizar ilustraciones que servirían más tarde para discos que en ese momento todavía no estaban grabados. Los bocetos musicales que me pasaba Skay, sonaban, por supuesto durante las tareas. He leído que a Picasso le dijeron un día en relación a un retrato que hizo “Pero no se parece a la persona”, “Ya se parecerá” dijo Picasso.

¿Te acordás qué sentiste cuando viste todo el disco armado por primera vez?

Siempre es una satisfacción ver un trabajo cuando llega a un final felíz.

Ricardo Cohen, hombre ilustrado

Aún no tuve chance de hojear tu libro más reciente, contáme qué podemos encontrar en él.

Los dos libros que puedo decir son de mi autoría son “Rocambole, Arte,Diseño y Contracultura” con imágenes y textos de toda mi carrera como realizador visual, y “De Regreso a Oktubre, lo que quedó en el tintero”: letras de algunos discos con ilustraciones que habían quedado relegadas en su momento. Posteriormente con el mismo equipo de los libros anteriores se editó “Solos y de Noche” una crónica relatada y con imágenes de todos los recitales de Los Redondos. En ese libro yo solo escribí el prologo.

A esta altura ya pasaste por ilustración “tradicional” (a mano, con lápices, acuarelas, etc), digital, escultura, ¿Cómo elegís qué técnicas o herramientas usar?

Dije anteriormente que siempre comienzo por un papel y un lápiz. En la medida que voy realizando nuevos bocetos acerca de una idea, veo cómo esos bocetos me están exigiendo las modificaciones que voy realizando sobre esta primera idea, y así van surgiendo las necesidades estilísticas o de factura que requiera la ilustración. No soy muy seguro, hago incontables bocetos sobre la misma idea.

Calculo que tu obra se habrá usado para muchas cosas, ¿te pasó que hayan usado alguna imagen tuya para algo con lo que no estés de acuerdo? ¿Para qué causas pondrías tu arte a disposición?

Como imaginarás he visto ligados muchos de mis trabajos a situaciones que no eran para mi satisfactorias. De todas maneras, también en incontables situaciones he procurado acompañar a momentos que me honraba involucrarme. Cuestiones de derechos humanos y cosas afines.

Salvo en estilos musicales puntuales como el punk o el metal, noto que se está perdiendo un poco lo contestatario, ¿vos cómo ves ese panorama?

Eso de “Combativo” lo estoy viendo mas a menudo en géneros como el Rap, el Trap e incluso la Cumbia social que en los tradicionales de Rock o Metal.

Cuando alguien se tatúa algún dibujo tuyo o hace un mural en un barrio lo hace con cariño y amor, no hay duda, ¿hay alguno especialmente horrible o mal hecho que hayas visto que te acuerdes?

En muchas ocasiones he visto trabajos realizados mejor que como yo los haría.

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

MÁS NOTICIAS

CLASE DE HISTORIA GERMINALES; PRIMERA PARTE (THE MODS, LOS BUITRES, TO WALK SPANISH, RAICES) 1) L. A. SPINETTA...
PONETE UN DISCAZO “CRISTO ROCK” (RAÚL PORCHETTO) 1972 Cristo Rock es el primer álbum de Raúl Porchetto, editado...
Nos Presenta Material la Banda #SUCIODENGUE!!! Imperdible!!! Este Domingo 18 de Abril De 17.00 a 18.30 105.1 FM www.fmsos.com.ar...
CLASE DE HISTORIA COLOR HUMANO Color Humano fue un trío fundado a finales de 1971 por Edelmiro Molinari,...
Programa Nº 182
FECHA 18/04/2021