Willy Quiroga

Compartir:

Willy Quiroga

Wilfrido Aníbal Quiroga, más conocido como Willy Quiroga nació en Río Cuarto, Córdoba, el 17 de mayo de 1940, residente en el partido de Quilmes donde fue declarado Ciudadano Ilustre. Es miembro fundador de Vox Dei.
Quiroga se interesó por el rock and roll a fines de la década del ’50 al haber visto a músicos como Bill Haley & His Comets y Elvis Presley.
Vivió su adolescencia en Virreyes, cerca de San Fernando. Sus comienzos en la música fueron a los 18 años cuando formó su primer grupo con un estilo similar a Los Fronterizos, luego en el grupo folklórico Los Chúcaros a principios de los años 1960. En 1962 con el auge del Rock, forma su primera banda llamada Los Out; aunque pronto se disolvieron debido al continuo cambio de integrantes.
En 1967 conoció a Rubén Basoalto, Ricardo Soulé y Juan Carlos Godoy y forman el grupo Mach 4, un grupo que aún cantaba en inglés y seguía una estética similar a los Beatles que más tarde cambiaría su nombre a Vox Dei. En el comienzo de la banda, Quiroga era el guitarrista y Soulé el bajista, aunque luego cambiarían de instrumentos entre ellos. También es el único miembro de Vox Dei que ha participado en todos los discos del grupo hasta la fecha.
Es autor de clásicos como “Es una Nube, No hay duda”, “Loco, hacela callar” (Del disco Es una nube, no hay duda de 1973), “Esta noche no parece igual”, “Jeremías Pies De Plomo” -Esta última escrita junto a Soulé- (Del disco Jeremías pies de plomo de 1972), “Compulsión”, “A Nadie le Interesa Si Quedás Atrás (Total Que…)” (Del disco Cuero Caliente de 1972), “No Dejare Que Viva En Mí” (Del disco Gata de Noche de 1978) y “Tan solo un Hombre” de 1971.
En abril de 1981 realizó junto a Ricardo Soulé y Rubén Basoalto el último recital de Vox Dei en el Estadio Obras Sanitarias.
En 1985, nuevamente se reúne con Soulé y Basoalto para volver con Vox Dei en 1986, y desde entonces sigue tocando en su banda de siempre, el grupo argentino más longevo y el único que se ha mantenido unido desde el comienzo del movimiento denominado rock argentino en la década del ´60.
Tras la separación de Vox Dei, forma “Destroyer”, con Juan Antonio Ferreyra y Polo Corbella. Luego de solo un show, el personal cambia y llegan Luis Valenti (El Reloj) en teclados, Beto Topini en batería y Palo Penayo en guitarra y voz con los que grabarían un único LP en 1982, editado por el Sello Surco. El grupo formó parte del “Festival Pan Caliente” junto a Los abuelos de la nada y Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y luego del “Festival de la Falda” en 1982, aunque no llegaron a mayor éxito.
Luego formaría Willy Quiroga y la fuerza, donde cambia su habitual rol de bajista por el de teclista y también el Willy Quiroga trío, donde tocaría con Rubén Basoalto.
En el año 2010 participó en la película de Diego Capusotto; Pájaros volando, formando parte de la banda sonora junto a Ciro Fogliatta, Héctor Starc y Rodolfo García; y actuando que también contaría con los músicos Miguel Cantilo, Claudia Puyó y Miguel Zavaleta.
GRAN NOTA DEL DIARIO CLARÍN
Willy Quiroga, el primer rockero argentino que cumple 80 años: cómo caminar por el borde y no caer en el intento
Pionero del género, fundador de Vox Dei, admite que jugó con todas las tonterías del ambiente pero que la cortó rápido, habla de Charly, Spinetta, Soda y Pappo, dice que no usa viagra y afirma que el argentino es “machista por naturaleza”.
Hernán Firpo
23/05/2020 – 10:37
Memoria o balance. Imposible las dos. Vida u obra. Willy Quiroga cumplió 80 años la semana pasada. Es el rockero más veterano de la Argentina, Sudamérica y el mundo… ¿Cómo? Ah, perdón, nos soplan que Bill Wyman, ex Rolling Stones, otro bajista, tiene 83. ¿Tocar ese instrumento garantizará mayor expectativa de vida?
El ululante sonido del flashback no va lograr hacerle justicia a Willy Quiroga, este hombretón que viene pegado al nombre de su grupo Vox Dei, y que probablemente tenga más años por detrás que por delante. “¿Vos decís, che? Son mis primeros 80 años…”, sonreirá esta leyenda viviente, que con todas sus décadas encima parece decirnos que rock y reviente de ninguna manera son sinónimos.
Lo interrumpimos mientras practica su rutina musical. Cuatro horas diarias de bajo. Habla de tomarse un Jack Daniel’s y en la misma oración explica que hace rato empezó a cuidarse. ¿Un ejemplo? “Nada de bebidas heladas”. Anotamos. Debe tener el mismo gerontólogo que tuvo el recordado Max Berliner. Sigue el hilo, habla hasta por los codos, tiene la memoria que a veces se le implora al pueblo argentino.
-Sos unos de los rockeros literalmente más viejos del mundo…
-Así parece. Juan, Juancito Rodríguez, el baterista de Sui Generis, tiene 77. El y yo somos los más grandes.
-¡Qué lejos te quedó el famoso “Club de los 27” de Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain, Amy Winehouse…!
-Yo vi eso y dije: ¡para qué! Hace muchos años mi vida era como la de todos los rockeros. Estás en el ambiente y tenés que conocer ciertas cosas, aunque no quieras. Además, yo llegué grande al rock and roll, a los 29 llegué. Estaba bien armado mentalmente y jugué durante un tiempo con todas las boludeces que correspondían, pero la corté bastante rápido. Por eso cumplí 80 el 17 de mayo de 2020
-Y seguís tocando. Estás vigente aún.
-Vivo con el bajo en la mano. Le doy y le doy, y durante este encierro creo que estoy tocando más. Antes de este virus gordo ejercitaba una o dos horas por día nada más.
-¿Qué cosas tocás?
-Repaso los temas nuestros para que suenen mejores y dejo volar mi imaginación. Hay que jugar con el instrumento. Esa es la clave.
-¿Bajo únicamente?
-Solo el bajo. Yo tocaba el teclado antiguamente en “Willy Quiroga y la Fuerza”, y cantaba. Me había puesto a estudiar y componía con el piano. Era una aventura nueva, otro costado de mi profesión.
-Sexo, droga y rock and roll. ¿Hasta qué edad es recomendable eso del sexo?
-Hasta que el cuerpo te diga: “¿A vos te parece?”.
-¿Y cómo te llevás con el viagra?
-Estoy bien del corazón, porque no lo uso.
-¿Se le decía “orgasmo” en tu época?
-Yo creo que sí. Se decía “acabar”. A mis 20 ya existía esa clase de gesto y yo usaba una técnica de distracción para mi cerebro que resultaba efectiva: pensaba en el fútbol y trataba de aguantar hasta que ella estuviera satisfecha.
-¿De qué equipo sos?
-Me crié a tres cuadras de la cancha de Boca, en la calle Pinzón. Pero el fútbol me cansó, porque los jugadores hacen demasiado teatro. Ahora me gusta el béisbol. Lo miro hace años. Más que de Boca soy de Los Yankees de Nueva York.
-¿Qué posters tenías en tu habitación?
-De Led Zeppelin y muchas fotos de Los Beatles. A mis 22 años aparecieron. Impresionante.
-¿Cuántos cigarrillos diarios aconsejás fumar?
-Hay gente que pregunta si cambiarías algo de tu vida. Yo no hubiera querido fumar, pero empecé a los 11 años. Le robaba cigarrillos a mi tío. Marca Caravana o Fontanares. Seguí fumando hasta los 60 y largué, porque empecé a sentir que me cansaba subir las escaleras. Además me diagnosticaron EPOC, pero lo tengo muy controlado.
-Ian Anderson, el cantante de Jethro Tull, también tiene esa enfermedad. Le echa la culpa a las máquinas de humo de los recitales.
-Yo siempre dije que le tiren humo al violero. Nunca quise saber nada con eso.
-¿Que le tiren el humo a Ricardo Soulé (guitarrista de Vox Dei)?
-Igual a todos nos lo tiraban. Fumar y encima eso, muy complicado para cantar. Y no olvidemos el humo de la gente que fuma en los shows. Se sigue fumando.
-Sos población de riesgo.
-Por la edad y el EPOC, sí. No le tengo miedo al coronavirus porque me cuido. Soy precavido, no voy a estar por ahí dando vueltas. No salgo. La última vez que salí de casa fue el 7 de marzo. Estoy en cuarentena mucho antes de que sea obligatorio. Había visto en CNN que se estaba hablando de la pandemia y que el virus se expandía. Me guardé.
-¿Ricardo Soulé te llama para tus cumpleaños?
-No.
-Parecen dos muy buenos tipos, ¿de dónde viene el problema entre ustedes?
-¡Se fue tres veces de Vox Dei! Me dolió eso. Si se hubiera quedado ahora estaríamos tocando en Suecia. La banda unida fue muy grosa.
-¿Cuál fue el mejor grupo de rock que escuchaste?
-Nunca me gustó esa pregunta. A ver, a mí me preguntan quién es el mejor bajista y yo hablo de una elite. Violeros, Clapton, Gilmour, Jeff Beck…
-¿El primer disco que te compraste?
-Ufff, uno de Facundo Cabral cantando twist. Él empezó buscando su camino por ahí. Recuerdo que era del sello Odeón Pop, etiqueta amarilla, un simple de 45 RPM. Yo tenía un Winco. Después llegaron Los Beatles y fue sacar las canciones por fonética y armar un grupo, Topos, para tocar los temas de ellos mientras trabajaba en la panadería de mi papá.
-Vos lo conocés desde el comienzo. ¿Es machista el rock nacional?
-Es machista. El tango también lo era. El argentino es machista por naturaleza. Pienso en Claudia Puyó, en Celeste Carballo. El asunto es que cantar bien los temas de otro… no sé. Yo quería cantar como John Lennon hasta que me di cuenta de que podía cantar bien con mi propia voz.
-¿Qué aprendiste en todos estos años?
-Que el que aprende de chico, aprende toda su vida.
-¿Hiciste plata?
-Viví bien, pero podría haber hecho mucho más si las compañías de discos no me hubieran robado tanto. Les pasó a los fundadores de este movimiento, y yo soy uno. Las bandas que vinieron después la tuvieron más clara porque el negocio se fue aceitando a medida que el rock se desarrolló.
-¿Vox Dei sigue existiendo?
-El nombre se lo puse en 1969, cuando grabamos en Mandioca, y como buen tarado no lo registré. En 2005 va y lo registra Ricardo (Soulé). Igual puedo usar “Willy Quiroga Vox Dei”.
¿Un amigo rockero?
-Alejandro Medina, ex Manal. Gady Pampillón. Juan Rodríguez.
¿”La Balsa”, “Muchacha” o “Presente”?
Presente.
-¿Spinetta o Charly?
-Son dos cosas distintas. Spinetta era muy volado. Charly se desnuda en cada tema, muestra su alma.
¿Escuchabas Soda Stereo?
-Sí, lo escuchaba. A la MTV llegamos con la versión de Génesis, que hicieron en el Unplugged. Una súper versión. No lo conocí a Gustavo Cerati, fue una gran sorpresa escucharlo haciendo nuestro tema.
-¿Estuvo bueno ser pionero?
-Estuvo bueno porque no había nadie adelante y teníamos un campo abierto todo para nosotros solos.
-¿Por qué elegiste tocar el bajo?
-Me gusta el ritmo y lo grave. El bajo está al lado de la batería. Encadena los acordes y va moviendo a la banda. Mientras suenen bien el bajo y la batería, el guitarrista se puede lucir.
¿Una película?
-2001: Odisea del espacio.
-¿Un libro?
– El hombre mediocre, de José Ingenieros.
-¿Maradona o Messi?
-Me quedo con Messi. Maradona me emocionaba, pero Messi es maravilloso.
-¿El mejor recital que viste en tu vida?
-Los Gatos, Almendra y Manal en el Luna Park, año ’69. Lo recuerdo porque además tocamos nosotros y porque Alfredo Toth me prestó su campera de cuero para actuar. Alfredito, de Los Gatos… De alguna manera, nosotros debutamos en el Luna Park para ocho mil personas. La mayoría no nos conocía, pero ese día tocamos Presente y la gente estalló.
¿Las groupies de Vox Dei eran católicas?
-No tengo la menor idea. Nunca me lo pregunté.
¿Pappo o Litto Nebbia?
-Pappo.
-¿Olmedo o Porcel?
-¡Olmedo!
-¿De qué te arrepentís?
-De no haber estudiado un poco más. Hice hasta tercer año del Nacional.
¿Qué canción te hubiera gustado componer?
-Escalera al cielo.
#ELSIESTERO, Historias y anécdotas de las mejores Bandas del Mundo, Domingos de 17.00 hs. a 18.30 hs. 105.1FM www.fmsos.com.ar

Compartir:

otras efemérides

03 de julio de 1990. Se publica el álbum llamado “Lights…Camera…Revolution!”. Es el cuarto disco...
03 de julio de 1995. Se publica en Reino Unido el single llamado “I Go...
03 de julio de 1996. El músico estadounidense Layne Staley, toca por última vez con...
03 de julio de 1968. Se publica el álbum llamado ”Waiting for the Sun”. Es...
03 de julio de 1969. Muere Brian Jones en Hartfield, Inglaterra, Reino Unido. Fue miembro...
03 de julio de 1971, muere Jim Morrison en París, Francia. Fue un cantante, compositor...