CAFE EINSTEIN BAR

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

CAFE EINSTEIN BAR

CLASE DE GEOGRAFÍA
CAFE EINSTEIN BAR
Fue creado promediando el mes de mayo de 1982, y se volvió un espacio de vanguardia, por allí desfilaban los hechos artísticos más inimaginables, ese lugar se llamó El Café Einstein. Chabán abrió el Café Einstein en sociedad con Sergio Aisenstein y un descendiente de alemanes llamado Helmut, un rubio que tenía una fría mirada de asesino serial y que se la pasaba mezclando un mazo de cartas. Estaba ubicado en la intersección de las avenidas Pueyrredón y Córdoba de la Ciudad de Buenos Aires. El local funcionaba de martes a domingo, de 20 a 6, y tal vez en algún otro horario. Por allí pasaron todos los grupos de los años ochenta. En el lugar también se realizaban performances teatrales con conocidas figuras del ámbito local y en ocasiones con la participación del mismo Chabán. Katja Aleman bailaba un tango erotico, Vivi Tellas hacia un show q se llamaba La Nadadora, Chaban y Aisenstein eran el grupo Pis y Caca.
“Había un bar en Amsterdam que se llamaba No Name, así que quise hacer uno igual.” Así nació el Café Einstein. “Lo decoré con todas las cosas que había en la casa de un fotógrafo del Expreso, que había desaparecido. Fue como los náufragos, que construyen su refugio con los restos del barco”, recuerda Sergio, que dice no añorar nada de esas épocas. Salvo la sensación de estar vivo. “No lo cerró la dictadura sino la democracia. Nos clausuró Tróccoli, porque ahí iban sus hijos.” Con un escenario chico que estaba elevado a apenas unos 50cm. Del suelo hacia vibrar a todo el barrio por su sonido ruidoso y mal ambientado. Sin embargo eso no quita que la historia del rock nacional se haya cruzado en su camino haciendo de este lugar legendario con una historia llena de excesos y rocanrol. La estética interior, no se quedaba atrás, poseía pupitres comprados a un cotolengo y las paredes interiores estaban pintadas en colores fluorescentes y celestes. El frente del edificio es de color rojo. Hasta los baños tenían un toque especial, ya que en un principio se encontraban en condiciones de uso y luego de la apertura del lugar, y a raíz del maltratato recibido, quedo hecho pedazos. Pero a ninguno de los asistentes pareció importarle demasiado, pasando a ser una marca registrada del lugar. El Café Einstein, fue ideado por Omar Chaban y tuvo el privilegio de ser el lugar por donde pasó Sumo en su primera etapa (El “Einstein” hasta llegó a ser la casa de Luca, que vivió allí durante un tiempo) y lugar en el que un joven desconocido, le rompe la cabeza a Luca, con una botella, los primeros Soda Stéreo (que se presentaban alternativamente con Sumo) y los novatos Twist (que realizan su debut allí, con Fabiana Cantilo como cantante).
Debemos mencionar además las formaciones paralelas de Sumo como La Hurlingham Reggae Band y Sumito (un grupo acústico que lo conformaban Roberto Pettinato en saxo y Diego Arnedo en contrabajo), también toca en el “Café Einstein”.
Sobre lo vivido en este lugar tan singular, habla Omar Chaban uno de los dueños: “Queríamos ganar guita y divertirnos. Abrimos y el primer mes fue un exito, despues vino un dia la cana y se llevo a todos y nos empezamos a hundir. Ahi empezo el rollo con el rock que yo no conocia. Parece que algunos tipos que estaban en loqueros hablaban del Einstein a los psicoanalistas. Entonces venian los psicoanalistas a ver el lugar, el lugar que los volvia locos. Trabajamos un año con poca gente, despues, al año siguiente, nos fue muy bien. Pero era un desastre en la práctica” …Durante el primer año vino “Soda Stéreo” a hablar, trajeron un cassette. Tocaban una vez cada dos meses. No movían gente ellos no cobraban, ó muy poco, y el sonido lo poníamos nosotros. Después que tocaron “Los Violadores” nos empezamos a hundir. Vinieron los Punks y me acuerdo de la madre de un pibe que una noche vino a hablar contra la droga. “Los Violadores” tocaban los domingos, y la cana siempre le pegaba a Pil (voz de “Los Violadores” . Sacábamos las sillas y las mesas y los Punks hacían pogo. Si se ponían muy pesados les tirábamos un balde de agua o les poníamos luz en la cara. Empezaron a venir pendejos con muy mala imagen… Por un lado es mentira que el Einstein fuera un mito, y por otro lado era mucho más…
Extracto del libro “Corazones en Llamas” Laura Ramos y Cynthia Lejbowicz, editorial Clarín/Aguilar U.T.E. En marzo de 1984 cerró sus puertas. Hoy en día, en el lugar donde se ubicaba el bar, existe un banco:
Anécdotas del Café Einstein Una de las tantas anécdotas que dibujan un poco toda la locura del lugar, es la siguiente: ..Una tarde de jueves, ese mismo invierno, un joven conocido como Avar, estacionó un taxi-flet (camioneta que se usa para mudanzas pequeñas) en la puerta del “Café Einstein” y bajó unos ataúdes blancos de niños. Los puso sobre el escenario; junto a ellos dejó un par de hachas y tres o cuatro cruces grandes de madera. Esa noche lanzaría un show que venía preparando desde varios meses atrás. Pasadas las dos de la madrugada, comenzaron a escucharse unos violines disonantes. El artista, vestido con una túnica negra, atravesó el local corriendo y se trepó sobre el escenario. Tomó una de las hachas y comenzó a golpear violentamente los féretros mientras la madera se partía en mil pedazos que saltaban sobre el público. De los ataúdes salía un olor nauseabundo. El público estaba aterrado y el joven no dejaba de descargar hachazos. Minuto a minuto, el clima se fue tornando irrespirable. Los parroquianos comenzaron a huir escaleras abajo, tropezándose con la policía, que llegaba en una visita de rutina. -¿Y ahora que carajó pasa?, preguntaban los agentes tapándose la boca con pañuelos. El bar se vació y la policía quedó contemplando los últimos hachazos. Cuando los agentes se acercaron al escenario, descubrieron la causa del olor. Adentro de cada féretro reposaban varios cadáveres putrefactos de gallinas, parcialmente comidos por gusanos. Meses después el responsable del show fue a parar a un manicomio… Extracto del libro “Corazones en Llamas” Laura Ramos y Cynthia Lejbowicz, editorial Clarín/Aguilar U.T.E.
Además la relación con la policía nunca fue la mejor, una anécdota sobre la inauguración lo muestra: …La policía caía regularmente, y regularmente se llevaba gente. El día de la inauguración tocaron “Los Twist”, con la primera formación de Pipo Cipolatti, Daniel Melingo, el Gonzo, Cano y Fabiana Cantilo era la cantante. “Los Twist” por esos tiempos, tocaban a cambio de tragos. Esa primera noche subieron al escenario tardísimo porque argumentaron que no les habían pagado lo suficiente – entiéndase, no habían bebido lo suficiente-. Durante una función en la que cantaban el hit “Los Cieguitos”, en el momento mismo en que el Gonzo quitaba la pitillera de su saxo para imitar el sonido de una sirena policial y Pipo cantaba: “adónde vive, dónde trabaja, usted quien es?…” Irrumpió la policía. Todos escucharon claramente a Pipo susurrando fuera de micrófono: -¡Es la cana de verdad! ¡Tiren todo! Ese día, como muchos otros, se llevaron a la totalidad de los asistentes, incluso a los dueños. Extracto del libro “Corazones en Llamas” Laura Ramos y Cynthia Lejbowicz, editorial Clarín/Aguilar U.T.E.
Uno de mis lugares preferidos era el Café Einstein, rockería que funcionaba en una casona ubicada en Pueyrredón y Córdoba. Allí, alli me cruzaba con músicos hoy consagrados, a quienes recuerdo como pares: “Sumo, Los Twist, Soda Stereo, Los Fabulosos Cadillacs, Los Casanovas… Todos salimos del Einstein cuenta Flavio Casanova.
El bar era una especie de living grande con un escenario chiquito, inaugurado por Sumo y Los Twist. Sólo había capacidad para unas 80 personas y quedaba en un primer piso. “Estaba bancado por los Aleman, era re megacontracultural, era muy under y muy colorido”, comenta Gamexane.
Pipo Cipolatti recuerda: “Lo pintamos de colores chocantes y sutiles al mismo tiempo y lo dejamos muy Art Decó. Como yo soy electrotécnico le hice toda la instalación eléctrica. Al galponcito sin luz que estaba en el fondo, por el fenómeno del alargue, le llevé electricidad y así pudimos ensayar Los Twist y Sumo. Recuerdo que hice el diseño de la primera entrada que decía: Einstein, cena, baile. Diviértase. Atendido por sus mozos”
En el Einstein muchos martes se hacían ollas populares de ravioles con mandarina a las que, según Pipo, no iba nadie. Él junto a Luca, Arnedo y Melingo, hacían inolvidables noches acústicas de covers de Bob Marley, Dean Martin y Frank Sinatra. “¿Por qué no se suicidan ? les gritaba Pipo a los punkitos que iban al lugar y como éstos se enojaban, su amigo Luca Prodan interfería colgándose de una viga y pidiendo: “¡che, no lo jodan a Pipo!”.
Gamexane, que asistía como espectador, comenta que sin duda lo mejor del Einstein era tomar unos tragos mirando la formación mutante de Luca. Muchas veces Arnedo agarraba el contrabajo y Luca la guitarra. Sumo tocaba los miércoles y se llamaba Sumito. Además tocaban Soda Stereo, Los encargados, Control y muchísimas bandas más.
Charly Garcia y el Einstein: “Yo fui Tres veces al Einstein. La primera se armo una gresca infernal. De la segunda, que fui a ver a Los Twist, me acuerdo de Fabi cantando. Desde abajo del escenario se le veia la bombacha Negra. La tercera, paramos ahi con un amigo para ir a mear. En el baño me encararon unos Punks. Yo acababa de llegar de New York y uno de los pibes me pregunto que hacia ahi. Loco, ayer estuve con los Clash, le conteste…”
No recuerdo como llegué por primera vez al bar, pero siempre iba con mi novia Marisa (por supuesto que los viejos de ella ni enterados donde la llevaba). Un ex-compañero de colegio (“El árabe” Dany Bou-Khair) que vivía sobre Pueyrredón, siempre que me veía me preguntaba: Ahí llevás a tu novia? Sí (decía yo inocente, que problema hay?) Y me contaba que todas las madrugadas caía la Yuta (Policía) de operativo en el local y se llevaba a todos los asistentes (absolutamente todos) pese a que era 1983 y ya estábamos en democracia… Pero por lo general, yo iba a ver las bandas que tocaban, y ni bien terminaban, me quedaba tomando algo y al rato me iba, por eso nunca me tocó uno de esos operativos… En el lugar no había dos mesas iguales, ni dos sillas. Había unos cuadros y posters pegados en las paredes que estaban pintadas de cualquier color y había un par de molestas columnas que no te dejaban ver el escenario. O sea que había que ir temprano para conseguir un lugar copado. Los baños quedaban por un pasillo y los privados no tenían puertas. Recuerdo que una vez Marisa me dijo: es la primera vez que meo con dos minas con pinta de Freaks mirándome… Mis dos bandas favoritas por aquellos tiempos eran Sumo y Alphonso S’Entrega. Las debo haber visto más de una docena de veces ahí en el Einstein. Sumo a veces aparecía como la Hurlingham Reggae Band haciendo reggae (temas propios y covers de Bob Marley) con formación alternativa (por lo general faltaban Mollo o Petinatto) y el agregado de la novia de Arnedo (Alejandra) en coros (una impresionante perra que de haber sido hoy, la habría contratado Sofovich para trabajar como secretaria). El escenario era chico y estaba elevado a apenas unos 50 cm. del suelo, o sea que veías a los quías ahí nomás. Recuerdo una imágen de Luca manipulando su Echo Roland. En esa época no existían los Delays. Eran épocas de New Wave! Incipientes peinados raros, sobretodos y sacos viejos, corbatitas, y mucha actitud de chico malo de Barrio Norte. Aunque parezca mentira la New Wave llegó a la Argentina al mismo tiempo que el Punk-Rock… Por ese entonces no existía la globalización… Una noche vi a los Alerta Roja, un cuarteto Punk, que como la mayoría de los Punks hablaban de anarquía, caos, desorden social, etc. (“Nacer en este mundo es un delito/vivir en la ciudad es un delito/huir de la ciudad es un delito/saber una verdad es un delito” (“Delito”)) Esa noche, venía Luca de mesa en mesa entregando las gacetillas de los Alerta. Un par de fotocopias con las letras del grupo, y cuando se acerca me dice (en su cocoliche inconfundible): Escuchá éstos, que son buenísimo!!! Y así de modesto era el pelado. Nunca se la creyó. Pero nos caló hondo a los argentinos y sobre todo a los porteños. Un tipo que sin haber nacido acá, en poco tiempo se dió cuenta de como era la cosa en este país, y sobre todo, como éramos los argentinos. Los miércoles también, hacían una especie de representación teatral llamada “El Jopo Bulbo Show” o algo por el estilo. Ahí aparecían unas minas y le afeitaban la cabeza al pelado que se quedaba sentado en el escenario. A veces con bastante descuido (más de una vez tuvieron que salir en busca de una curita). Pero se notaba que había nacido para ser un grande. Tenía ese brillo en la mirada de los elegidos. Aunque después, al igual que con Jimbo, Hendrix y muchos otros, los dioses, quizás por celos o por envidia, le terminaron jugando una broma pesada… Marcelo Dance, recuerda los viejos tiempos del Einstein en su blog “Verduro Kosida” Quiero dinero dedicada a los dueños de Bar Einstein En el disco Corpiños… Sumo grabó Quiero dinero. Tema dedicado a Omar Chabán y sus socios. En su estribillo decía: “Sergio, Omar: ¡quiero dinero, quiero dinero!; Helmut, Omar: ¡quiero dinero, quiero dinero!”.
#ELSIESTERO, Historias y anécdotas de las mejores Bandas del Mundo, Domingos de 17.00 hs. a 18.30 hs. 105.1FM www.fmsos.com.ar
No hay ninguna descripción de la foto disponible.Puede ser una imagen de 3 personas, incluido Pamela Merchan
No hay ninguna descripción de la foto disponible.No hay ninguna descripción de la foto disponible.No hay ninguna descripción de la foto disponible.Puede ser una imagen de 3 personas

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Blog

MATERIAL DE LECTURA ROTMAN (CIEN FUEGOS, MIMI MAURA, EL SIEMPRETERNO Y OTRAS YERBAS) Sergio Rotman habla del regreso...
DE Q SE TRATA? HOY: LUNA DE MIEL EN LA MANO (VIRUS) Cuenta la historia que la canción...
HISTORIA Afiche original y hecho a mano. Soda Stereo en Ponziano (frente a River) presentando su primer disco....
CLASE DE HISTORIA HOY: PLUS Plus fue una banda argentina de rock que comenzó a tocar en 1975...
CLASE DE HISTORIA POLIFEMO Polifemo fue una banda de rock argentino cuyos integrantes eran David Lebón, Rinaldo Rafanelli...
CLASE DE GEOGRAFÍA CAFE EINSTEIN BAR Fue creado promediando el mes de mayo de 1982, y se volvió...
Programa Nº 180
FECHA 04/04/2021