Soda Stereo

Un cable cortado y la locura de los fans: el recuerdo del paso de Soda Stereo por Viña del Mar

En febrero de 1987, el grupo se presentó en el famoso festival chileno ante una multitud. Marcó el comienzo de la “Sodamanía” en toda Latinoamérica. Repasamos aquellas noches al cumplirse 35 años.

Por Carlos Iogna Prat

Cantaron en Viña un día: Soda Stereo y la consagración del rock latino - Duna 89.7 | Duna 89.7

“Muchachos modernos, peinado modernos, vestimentas modernas, canciones modernas. Esta noche ‘sobredosis de televisión’, que importa si estamos llenos de ‘vitaminas’. Ese es un buen ‘signo’. Ahora, si los mayores no entendieron nada, perdón esto no es ‘nada personal’. Gustavo, Charly y Zeta. Este rock que comenzó en la Argentina ya trascendió las fronteras de América”, anunció el presentador Antonio Vodanovic al público de Festival de Viña del Mar.

Los gritos de los fans se apoderaron del anfiteatro. El debut de Soda Stereo en dicho certamen sirvió como primer paso para la conquista del continente americano. “Estoy azulado” fue el primer tema que sonó en aquella primera noche. Gracias a YouTube, ese momento tan especial, quedó documentado para volverlo a disfrutar y llegar a nuevas generaciones.

Soda Stereo en Viña del Mar Miércoles 11 de Febrero de 1987 Soda Stereo Gustavo Cerati Primera Parte - YouTube

“Fue como un sueño. Tanta gente colocada en forma vertical. Te puedo decir que agarra un poco de miedo cuando uno sale y ve todo eso. Hay veces que no sabés lo que está pasando y dejo que todo fluya”, definió Gustavo Cerati a un periodista de la televisión chilena después del primer show de la banda en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

El cantante y guitarrita agregó que el público escuchó con “muchísima atención” y que “vibró con los nuevos temas”. Cerati junto Zeta Bosio y Charly Alberti llegaron a Chile durante la presentación del disco Signos, con temas como “Persiana americana”, “Prófugos”, “El rito” y el que le da nombre al álbum, entre otros, y donde lograron un sonido menos pop y dark, con una tendencia al soul y al rock clásico.

Un cable cortado y la locura de los fans: el recuerdo del paso de Soda Stereo por Viña del Mar

Soda Stereo, en apenas dos años, había pasado de tocar en el circuito under y las discotecas del Gran Buenos Aires a la liga de los grandes teatros y estadios como Obras. En 1986, el trío llegó a otros países y el éxito se confirmaría en toda Latinoamérica a partir de 1987.

Soda Stereo a la conquista de América

Varios jóvenes chilenos conocieron la música del grupo al visitar Mendoza. Algunos DJ viajaban para conseguir discos importados y descubrieron que los discos que más se vendían eran los de Soda.

Fue importante en esta expansión el trabajo de Alberto Ohanian, productor del grupo, que viajó en 1985 a Chile, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela con una valija llena de recortes, discos y videos de Soda.

Ohanian hizo un trabajo de hormiga, de juntarse con los directivos de las discográficas y directores de medios de comunicación. “Era la primera vez que las compañías discográficas se encontraban ante un grupo argentino y costó que entendieran de qué se trataba todo”, contó en la “Biografía de Soda Stereo” de Marcelo Fernández Bitar.

Un cable cortado y la locura de los fans: el recuerdo del paso de Soda Stereo por Viña del Mar

En otra entrevista publicada en el libro “Rockología” de Eduardo Berti, el productor sostuvo: “Siempre se apuntó a España o a los Estados Unidos y se despreció bastante a Latinoamérica. Lo que hicimos con Soda fue recuperar un mercado que Sandro, leo Dan o Palito Ortega dominaban en los años sesenta y que había sido abandonado”.

Gracias a esta misión, Soda aterrizó en Chile en mayo del año siguiente en plan de promoción. Una agenda marcada por entrevistas a distintos medios como un show en el programa de televisión Martes 13. La producción del ciclo se sorprendió con la respuesta del público.

“Los mismos organizadores del programa nos dijeron que nunca había concurrido tanta gente al estudio. Había una gran curiosidad por lo de Soda. La gente se sintió bien; inclusive después recibimos aquí cartas de gente chilena. Es decir que se armó una gran bola con nosotros”, sostuvo Charly Alberti en una entrevista con la revista argentina “Magazine 220″, en 1986.

En noviembre de aquel año, Soda volvió a actuar en Santiago de Chile, con una serie de recitales organizados por la bebida Free. El grupo contaba con una gran cantidad de seguidores y notaron el crecimiento de la fama al recorrer las calles.

La conquista del Festival de Viña del Mar y la explosión de la “Sodamanía”

Chile fue el primer país fuera de la Argentina donde Soda tuvo un éxito mayúsculo. La presentación en este certamen musical fue la puerta para llegar al resto de los países de Latinoamérica.

Organizado por el municipio de Viña del Mar, desde febrero de 1960 en el Anfiteatro de la Quinta Vergara, su época dorada fue en los ‘80, con la participación de artistas locales e internacionales. Principalmente eran figuras melódicas las que brillaban sobre el escenario.

Soda llegó a Viña del Mar el 9 de febrero de 1987. Una gran cantidad de seguidores esperaron a los músicos en el hall del aeropuerto. Fue muy difícil para la prensa obtener algún tipo de testimonio. El fanatismo por la banda desbordó a la seguridad planificada. Los músicos y la comitiva se instalaron en un importante hotel. Miles de fans se quedaron en la puerta para esperar el saludo o un autógrafo de Cerati, Zeta y Charly.

Pin en Soda Stereo

“Me molesta tener que estar en mi cuarto todo el tiempo”, declaró el cantante y guitarrista de Soda ante el momento que estaban viviendo. Hasta una periodista se disfrazó de mucama y le sirvió el desayuno a Gustavo en su habitación. Al día siguiente, el titular fue: “Yo le serví el desayuno a Soda Stereo”.

Un cable cortado y la locura de los fans: el recuerdo del paso de Soda Stereo por Viña del Mar

Cada movimiento de la comitiva fue planificado a la perfección. Muchas veces se tuvieron que esconder para poder subir a los autos o combis para salir del hotel. “En un momento se me ocurrió pedirle crema de afeitar a Gustavo y salí al pasillo envuelto en un toallón para tocar su puerta, que estaba frente a la mía. Apenas asomé la cabeza, vi que en el piso había cables: pertenecían a unas cámaras y unos reflectores que se prendieron al instante; tuve que volver a meterme en mi habitación”, contó Zeta Bosio en su libro “Yo conozco ese lugar”.

“Mis recuerdos son muy difusos. Era todo en un momento de excitación grande. No sabíamos con qué nos íbamos a encontrar. Soda era un número muy fuerte en Chile y empezaban a aparecer señales en el resto del continente. En esa época todos los artistas iban al mismo hotel, el O´Higgins, que tenía una construcción de estilo francés”, contó Adrián Taverna, ingeniero de sonido del grupo, a La Viola, al cumplirse 35 años.

Al ser invitados al festival, los integrantes sintieron cierto prejuicio por la actuación. Pero al conocer que The Police se había presentado en 1982. Este dato hizo cambiar de opinión. “Si vino The Police nosotros podemos tocar tranquilamente”, sostuvo Zeta.

El paso de Soda Stereo por Viña del Mar

“El festival siempre se armó como un show televisivo, al estilo del Festival de San Remo o Eurovisión que se hacían en Europa. El equipamiento técnico era de primera línea. Todo analógico. Los equipos, en su mayoría, eran traídos de Brasil, que dentro de Sudamérica, siempre fue un potencial en materia de tecnología”, recordó Taverna.

Y agregó sobre la organización del show. Se armó un control y un estudio para transmitir a todo el continente y para el público que estaba en la Quinta Vergara, un estudio, y desde ahí se transmitía para todo el continente y para la gente que estaba en la Quinta Vergara”.

Fue la primera vez que un artista tocó dos noches en la misma semana, el 11 y 12 de febrero. La demanda por ver a Soda en aquellos días en Chile era tremenda. Por ejemplo, en 1987, Thriller de Michael Jackson había vendido en dicho país 40 mil ejemplares mientras que Nada Personal segundo disco de Soda superaba las 60 mil copias. Otros de los grupos argentinos que se presentó en aquel año en Viña fue GIT.

Soda, en la tapa de los diarios chilenos.

Adrian Taverna recordó una curiosa anécdota del primer día en el festival. “Gustavo, Zeta, Charly entraron parados con sus instrumentos colgados y en una tarima con el telón cerrado. En aquella época usábamos cables para la guitarra. Con tanta mala suerte que las ruedas de la tarima cortó el de la guitarra. Comenzamos con ‘Sobredosis de TV’ , con una introducción larga y no arrancaba porque no le funcionaba la guitarra. Pasó como un minuto más de lo previsto”.

Las canciones de Soda Stereo que alimentaron al “Monstruo”

Más de 20.000 personas disfrutaron de los éxitos de Gustavo, Zeta, Charly y el Zorrito, como tecladista invitado. Temas como “Estoy Azulado”, “Imágenes retro”, “Persiana americana”, “Prófugos”, “Sobredosis de TV”, “Juego de seducción”, “Signos”, “Cuando pase el temblor”, “Te hacen falta vitaminas”, “Nada personal” y “Danza rota”, entre otras, hicieron cantar y bailar al público.

A diferencia del resto de los shows de la gira de Signos, Soda cambió el orden del listado de temas. A pedido de la gente, el grupo recibió la “Antorcha de Plata”.

“El ‘87 fue el año que catapultó a Soda a todo el continente. Fue la puerta de entrada al resto de los países. En esa época 300 millones de televidentes vieron el espectáculo no solo en América. El festival llegaba a otros países en Asia y Europa”, resumió el ingeniero de sonido.

“Yo siempre creí en lo que hacía así que nunca me interesaron demasiado las críticas. Le presté cierta atención, pero nada más. Yo creo que nosotros triunfamos por la calidad, además de otros factores como la imagen. Para mí Argentina es un país muy difícil y si podés triunfar aquí por qué no en Latinoamérica y en otros países del mundo”, afirmó Charly Alberti luego del festival.

Desde aquella histórica presentación, Soda Stereo se afianzó en Latinoamérica y hasta llegó a los Estados Unidos y España. Aquella extensa gira del disco Signos quedó registrada en el disco Ruido Blanco, un documento fiel de aquellos años de ruta.

===>#ELSIESTERO, Historias y anécdotas de las mejores Bandas del Mundo, Domingos de 17.00 hs. a 18.30 hs. 105.1FM www.fmsos.com.ar

Compartir:

MÁS NOTICIAS

Guns N’ Roses en River: un show nostálgico con retazos del carisma de Axl Rose y la potencia...
Los Guns N’ Roses ya están en la Argentina y se preparan para actuar en River La banda...
Depeche Mode entusiasmó a sus fans con un anuncio para el 4 de octubre La banda compartió una...
Ciro y Los Persas lanzaron la versión acústica de “Morella” Esta versión del clásico de Los Piojos forma...